Presidente Medina aspira a equilibrar la balanza comercial de US$2,500 millones con China

SHANGHAI. El presidente Danilo Medina destacó durante su discurso en el acto inaugural de la Feria Internacional de Importación China que previo a la nueva etapa de relaciones diplomáticas que establecen la República Dominicana y China el intercambio comercial entre ambos países ya superaba los 2,500 millones de dólares anuales por lo que espera que las nuevas iniciativas “nos permitan equilibrar la balanza del intercambio entre nuestras naciones”.

El mandatario dominicano expresó que las expectativas mundiales es que para el año 2030 las expectativas mundiales es que China sea la primera potencia exportadora del mundo y el primer inversionista global, por lo que recalcó la importancia del establecimiento de las relaciones con el gigante asiático. Por lo que consideró que esta feria “ es un espacio inmejorable, no solo para conocer los productos y servicios que demanda la economía china, sino también para fomentar el intercambio comercial y un mayor entendimiento entre las decenas de países aquí presentes procedentes de los cinco continentes”.

Medina señaló que con la finalidad de alcanzar un equilibrio en las relaciones comerciales entre ambos países se esperan incrementar las exportaciones hacia China de los productos dominicanos. “Los productos dominicanos son reconocidos mundialmente por su calidad, al punto que somos el principal exportador de cigarros hechos a mano, y de los primeros en exportación de cacao de altísima calidad, nuestro apreciado ron dominicano, así como de frutas y vegetales tropicales, como la piña, el aguacate y el banano, entre otros”, dijo Medina.

Argumentó también que los productos dominicanos anualmente son exportados a más de 150 países, incluyendo los mercados internacionales más exigentes y competitivos. Por lo que es una gran satisfacción poder ofrecérselos en esta Feria de Importaciones, para que conozcan de primera mano lo mejor de nuestra tierra.

Con miras al fortalecimiento de las relaciones comerciales entre ambos países a Medina le acompaña una amplia representación de líderes empresariales dominicanos, para los que se abren numerosas oportunidades de nuevos negocios, entre los que se encuentran representantes del sector industrial, zonas francas, y del área turística, todos ellos ámbitos en los que somos líderes en la región caribeña y centroamericana.

“Y por supuesto, cuando pensamos en aumentar las exportaciones dominicanas, una de las primeras cosas que tenemos que pensar, tanto desde el gobierno como el sector privado, es insertarnos en nuevos mercados, mercados crecientes como los que encontramos en Asia y, de manera particular, en China. Por eso hemos acudido hoy, con una delegación de productores y exportadores dominicanos, a fin de estrechar lazos, escuchar ideas y también hacer propuestas.”, dijo.

Argumentó que el fortalecimiento de las relaciones comerciales es un paso fundamental para acercar a los países en todos los ámbitos, y si estas relaciones son abiertas, inclusivas y balanceadas, esto ayuda a promover el crecimiento de ambas partes.

A continuación el discurso íntegro del presidente Danilo Medina en el acto Inaugural de la Feria Internacional de Importación China:

Discurso del Excelentísimo Señor Presidente de la República Dominicana, Lic. Danilo Medina Durante el Actos Inaugural de la Feria Internacional de Importación China.

Shanghái, 5 de noviembre 2018

Honorable Xi Jingping,

Presidente de la República Popular China;

Jefes de Estado y de Gobierno que se han dado cita esta mañana;

Ministros y Altos funcionarios del Gobierno de la República Popular China;

Señores Ministros, y Altos Funcionarios de la Delegación Dominicana que hoy nos acompañan;

Miembros del Cuerpo Diplomático y Organismos Internacionales acreditado en la República Popular China;

Invitados Especiales;

Señores de la prensa;

Señoras y señores,

Es un placer estar aquí hoy con todos ustedes, y les extiendo el cálido saludo del pueblo dominicano a cada uno de los aquí presentes.

Quiero agradecer al Presidente Xi Jinping y su gobierno, así como a las autoridades de Shanghái y a los organizadores de este evento, por esta invitación a la Primera Feria Internacional de Importación y Exportación de China que, desde ya, se ha convertido en un evento trascendente para el comercio internacional.

Es un honor para nosotros visitar Shanghái, no sólo la ciudad más grande de China sino también, la más deslumbrante y quizás, la que mejor revela el compromiso del pueblo chino con la modernidad, la globalización y el progreso de la civilización humana.

Para nadie es un secreto que antes del año 2030, la República Popular China apunta a convertirse en la mayor economía del mundo, un nuevo logro que se agregará al de ocupar el primer lugar en el ranking de las economías exportadoras del mundo y la principal inversionista global.

El año pasado tuve la oportunidad de ver La Historia de China, una serie de televisión producida en 2016 y narrada por Michael Wood, profesor de historia de la Universidad de Manchester.

Nada me impactó más que el observar la trascendencia que para el pueblo chino tiene la celebración de la Fiesta de Qingming.

El día en que las familias honran a sus antepasados, presentándose ante sus tumbas para narrar todos y cada uno de los logros que cada miembro de la familia alcanzó durante el año anterior, enalteciendo y engrandeciendo el apellido familiar.

La manifestación de respeto y compromiso del pueblo chino con sus antepasados es realmente conmovedora y extraordinariamente humana.

Pero, al mismo tiempo, revela un causal adicional detrás de la gran marcha del pueblo chino para convertir a su nación en la principal economía del mundo.

Millones de chinos estudiando, innovando, creando y trabajando, no sólo para mejorar las condiciones de vida de sus familias, y elevar la riqueza de su gran nación, sino también porque entienden que, con ello, están honrando y enalteciendo a sus antecesores.

Señoras y señores,

Esta feria es un espacio inmejorable, no solo para conocer los productos y servicios que demanda la economía china, sino también para fomentar el intercambio comercial y un mayor entendimiento entre las decenas de países aquí presentes procedentes de los cinco continentes.

Estar aquí presentes, entre tanto dinamismo y actividad es un recordatorio de los mejores valores de la globalización, proceso en el que podemos y debemos ganar todos.

Hoy día China se ha convertido en un referente de ese intercambio abierto, de esa cooperación y de esa conectividad entre las naciones, que tiene como ejemplo visible el proceso de Apertura y Reforma que ya cumple 4 décadas, y la importante Iniciativa de la Franja y la Ruta de la Seda.

Felicitamos al gobierno chino por dar, una vez más, muestra de su apertura al organizar esta feria, para que los demás países podamos presentar nuestros productos y entrar en contacto con potenciales clientes en un mercado tan apreciado como es el chino.

Esta feria nos permite conocer una amplia muestra de los productos y servicios que demanda la creciente clase media China.

La gran fábrica del mundo abre ahora sus puertas y todos los presentes estamos felices de poder mostrarle a su población nuestro enorme potencial.

Asimismo, entendemos que, para todos los países participantes, es una gran oportunidad estar presentes en este espacio, que nos permite no solamente acercarnos al gran gigante asiático de manera individual, sino también intercambiar experiencias, poner en marcha alianzas estratégicas y explorar formas de cooperación para insertarnos con éxito en este mercado.

La República Dominicana se encuentra aquí hoy en una circunstancia muy especial, pues en mayo iniciamos una nueva etapa de relaciones diplomáticas plenas con la República Popular China.

Por tanto, es de especial interés para nosotros estrechar los lazos comerciales y culturales entre nuestros pueblos.

Vale decir, sin embargo, que los lazos comerciales, aún previos a la nueva etapa de relaciones diplomáticas, ya superaban los 2 mil 500 millones de dólares anuales.

Confiamos, sin embargo, en que iniciativas como esta nos permitan equilibrar la balanza del intercambio entre nuestras naciones.

Los productos dominicanos son reconocidos mundialmente por su calidad, al punto que somos el principal exportador de cigarros hechos a mano, y de los primeros en exportación de cacao de altísima calidad, nuestro apreciado ron dominicano, así como de frutas y vegetales tropicales, como la piña, el aguacate y el banano, entre otros.

Estos y otros productos anualmente son exportados a más de 150 países, incluyendo los mercados internacionales más exigentes y competitivos.

Para nosotros, es una gran satisfacción poder ofrecérselos en esta Feria de Importaciones, para que conozcan de primera mano lo mejor de nuestra tierra.

Confío en que serán de su agrado e interés y en que les transmitirán la alegría y generosidad del pueblo dominicano que los produce.

Esto es algo que nos complace, especialmente en este 2018 que en mi país hemos nombrado oficialmente “Año del Fomento de las Exportaciones”.

También nos acompaña una amplia representación de líderes empresariales dominicanos, para los que se abren numerosas oportunidades de nuevos negocios, entre los que se encuentran representantes del sector industrial, zonas francas, y del área turística, todos ellos ámbitos en los que somos líderes en la región caribeña y centroamericana.

Y por supuesto, cuando pensamos en aumentar las exportaciones dominicanas, una de las primeras cosas que tenemos que pensar, tanto desde el gobierno como el sector privado, es insertarnos en nuevos mercados, mercados crecientes como los que encontramos en Asia y, de manera particular, en China.

Por eso hemos acudido hoy, con una delegación de productores y exportadores dominicanos, a fin de estrechar lazos, escuchar ideas y también hacer propuestas.

Entendemos que el fortalecimiento de las relaciones comerciales es un paso fundamental para acercar a los países en todos los ámbitos, y si estas relaciones son abiertas, inclusivas y balanceadas, esto ayuda a promover el crecimiento de ambas partes.

El comercio es y debe ser siempre visto como una oportunidad de ganar- ganar.

Muchas gracias, por tanto, por invitarnos a participar en esta experiencia enriquecedora.

Puedo asegurarles que nuestra puerta está abierta y nuestra mano tendida, no solo para hacer negocios, sino también para crear alianzas duraderas, que nos beneficien a todos.

En los próximos meses seguiremos haciendo todo lo que está en nuestra mano para reforzar los lazos comerciales entre la República Popular China y la República Dominicana.

Tenemos ante nosotros la gran oportunidad de seguir tendiendo puentes y, de esta forma crear, día a día, más empleo y más prosperidad para nuestros pueblos.

Muchas gracias.

fuente: diario libre
Comenta con facebook