El dilema de morder la manzana equivocada

SANTO DOMINGO. Apple Inc. presentó durante las últimas semanas sus nuevos modelos en las categorías de móviles, computadores y tabletas, lo que ha complicado la compra de sus productos a los usuarios. Si bien es cierto que con la expansión del catálogo de productos aumenta las opciones de compra, también dificulta escoger el equipo que vaya de acuerdo con las necesidades de los usuarios.

En el caso de Apple y su línea de portátiles, el panorama es aún más complicado, la empresa tiene productos con características muy similares, y algunos equipos utilizan procesadores de generaciones pasadas, mientras que otros sí se encuentran actualizados a los chips de octava generación.

La línea de portátiles “Pro” de Apple cuenta con dos versiones: MacBook Pro con barra táctil y MacBook Pro (sin barra). La primera fue actualizada recientemente con nuevos procesadores Intel de octava generación, con cuatro cores (no dos como en la pasada generación) y mejoraron el sistema de enfriamiento, el sistema de sonido, la precisión de colores en su pantalla, inclusión de puertos thunderbolt 3 y la aparición de la tercera generación del teclado “mariposa” original de la empresa de Palo Alto.

Sin embargo, la MacBook Pro sin barra táctil aún mantiene los componentes desactualizados, frente a la competencia de computadores con especificaciones actualizadas que existen en el mercado.

Durante el evento del pasado 30 de octubre, la empresa comandada por Tim Cook, presentó la nueva generación de su afamada línea de portátiles “Air”, luego de años sin ser actualizada.

Con la nueva MacBook Air la empresa la empresa incluye todos los elementos de los equipos Apple actuales: pantalla retina, teclado tipo mariposa, trackpad gigante, altavoces de excelente calidad, lector de huellas y todos los componentes internos que un equipo de 2018 debería de tener.

Y es en este punto en donde la movida de negocios de Apple les complica la compra a los usuarios.

Con la actual Air, Apple les da a los usuarios un equipo que compite con otros equipos de la empresa, lo cual llega a ser una mejor adquisición para los comprdores. En este caso nos referimos a que la MacBook Air 2018 es igual de portable que la MacBook y lo suficientemente poderosa como para competir contra el modelo Pro sin barra táctil.

La decisión está en el cliente.

Un caos de cables

Otro problema creado por la actualización de productos fue la implementación de USB-C en los nuevos iPads Pro, lo que ocasiona que los usuarios tengan que utilizar dos cables diferentes para cargar la línea de productos de Apple.

fuente: diario libre

Comenta con facebook