Los Grammy rompen esquemas en una gala liderada por mujeres

La 61 edición de los Premios Grammy, que se celebró este domingo 10 de febrero en el Staples Center de Los Ángeles (California), se caracterizó por mandar un mensaje de diversidad y la unión musical, donde las mujeres tuvieron un rol preponderante.

Desde que inició la gala se evidenció que la noche traería consigo muchas sorpresas. Camila Cabello dio apertura al show con un homenaje a sus orígenes latinos. A ella se unieron los talentosos artistas de habla hispana Ricky Martin y J Balvin. También sonó la trompeta de Arturo Sandoval, siendo la primera vez que el español inicia la gala.

“Como decía mi madre: Todo se arregla bailando”, cantó Cabello mientras el boricua y el colombiano resaltaban su hispanidad. “Latinos hasta la muerte”, gritó Balvin.

Pero sin dudas el mensaje más contundente de la noche lo emitieron las mujeres. Alicia Keys, quien fue la presentadora de la gala, dio la bienvenida al poderoso cuarteto compuesto por Lady Gaga, Jennifer Lopez, Jada Pinkett Smith y la gran sorpresa: Michelle Obama, quien fue ovacionada en el marco de un contundente mensaje de empoderamiento femenino y de cómo la música ha formado parte de su vida.

“La música me ha ayudado contar mi historia”, dijo la ex primera dama. “La música nos muestra que todo importa”.

“Desde los discos de Motown que desgasté en el Southside (de Chicago) a la canciones de ‘Quién hace funcionar el mundo’ (referencia al tema ‘Run the World’ de Beyoncé) que me dieron energía a lo largo de última década, la música siempre me ayudó a contar mi historia”, dijo Obama.

“Y sé que esto es cierto para todos aquí. Nos guste el country, el rap o el rock”, añadió la ex primera dama, que tuvo que interrumpir, en un primer momento, su intervención por los constantes aplausos y gritos del público de los Grammy.

Obama aseguró, asimismo, que la música ayuda a la gente a compartir “su dignidad, sus tristezas, sus esperanzas y sus alegrías”.

Lady Gaga.
Lady Gaga.

No sólo Michelle habló de forma contundente, sus compañeras también alzaron sus voces. Lady Gaga habló de cómo fue subestimada y muchas veces ignorada durante su carrera, mientras la “diva latina”, Jennifer López recordó su época en el Bronx y Jada compartió su historia de perseverancia.

El rapero Kendrick Lamar fue uno de los grandes ganadores de la noche, el artista, quien no estuvo presente en la ceremonia, fue el merecedor del mejor álbum, gracias a su excelente colaboración para la banda sonora de la taquillera película “Pantera Negra”, la primera del universo Marvel dedicada exclusivamente a un superhéroe negro.

El canadiense Drake fue otro de los premiados, al igual que Ariana Grande, quien tampoco asistió, según los medios estadounidenses por diferencias con la producción del galardón. El rapero Childish Gambino obtuvo el Grammy al mejor video musical por su impactante clip “This is America”, que critica la violencia de las armas y el racismo.

También el mexicano Luis Miguel y la argentina Claudia Brant se llevaron gramófono en las categorías latinas. Mientras Gaga, obtuvo varios por “Shallow”, entre ellos el de mejor presentación de dúo/grupo pop y mejor canción escrita para un medio visual, y otro por “Joanne” como mejor presentación pop como solista.

Cardi B triunfa

La rapera estadounidense de ascendencia dominicana Cardi B celebró emocionada el premio Grammy como mejor álbum de rap por “Invasion Of Privacy”.

Sin poder contener las lágrimas, la artista agradeció a su esposo, a su hija y a los cantantes que colaboraron con ella en su primer disco.

Cardi se presentó en la gala con un número que dejó a más de uno con la boca abierta.

La 61 edición de los premios Grammy, los más relevantes de la industria musical, se celebraron en el Staples Center de Los Ángeles (California), con un show repleto de presencia latina.

La cantante y compositora estadounidense Alicia Keys fue la presentadora de los Grammy.

fuente: efe

Comenta con facebook