César “El Abusador”, a 20 días de su misterioso escape

César Emilio Peralta cumple hoy 21 días de estrenar una nueva vida como prófugo de la justicia dominicana y de los Estados Unidos.

Hace tres semanas que las autoridades dominicanas desplegaron a quinientos agentes de seguridad en su búsqueda. Allanaron más de 50 propiedades en Santo Domingo, Santiago y La Romana y la señalaron como el hombre más peligroso en el mundo del narcotráfico local, con un negocio que tenía ramificaciones en las Antillas Menores y que tocaba las costas norteamericanas.

César Emilio Peralta estuvo de larga fiesta durante el fin de semana anterior a su arresto, del 16 de agosto al día 18, en un exclusivo resort de la zona este del país, en la que se presentaron diversos artistas y el capo tenía compradas varias mesas para él y los suyos.

Ese fin de semana fue vitoreado por uno de los cantantes de bachata que se presentó en el evento, regocijado de que el señor Peralta estuviera entre su público.

Su relación con el mundo del entretenimiento era hartamente conocida: se le señala como propietario de diversas discotecas del Gran Santo Domingo, donde se presentaban constantemente artistas urbanos y se paseaban figuras del espectáculo nacional.

Esos centros nocturnos son señalados por las autoridades locales como espacios para el lavado de dinero de sus ilícitos en el mundo de las drogas.

Las maneras de su misterioso escape siguen siendo desconocidas hasta el momento, haciendo flotar la tesis de que pudo haber sido alertado de la orden de arresto en su contra.

La mañana de ese martes el procurador general de la República, Jean Alain Rodríguez, y el director  de la agencia antinarcóticos de República Dominicana, DNCD, Félix Alburquerque Comprés, le definieron como el capo más poderoso en el país, con un historial de 20 años en el tráfico de estupefacientes entre República Dominicana y Puerto Rico.

El martes tres de septiembre el periódico El Nacional reveló que dos coroneles asignados a la Dirección de Drogas fueron detenidos en una investigación por supuestamente haberle avisado a “César El Abusador” que sería arrestado.

La información fue negada por la Procuraduría General de la República y por personal de la DNCD, aunque un día después, el día cuatro, la embajadora estadounidense en el país, Robin Bernstein, señaló en una entrevista en el LISTIN el arresto de esos oficiales como parte del trabajo conjunto que debe involucrar a la prensa, organizaciones no gubernamentales y al gobierno para frenar al narcotráfico.

Desde entonces las autoridades nacionales han reivindicado su lucha contra el narcotráfico y han asegurado que se mantienen trabajando de manera activa para detener a “César el Abusador”.

En estos 21 días también se comentó con extraña insistencia que Peralta estaba en medio de un proceso de negociación con las autoridades para entregarse, a cambio de que dejen a su pareja, Marisol Franco, madre de sus dos niños más pequeños, fuera del expediente de su banda.

Esa información fue negada por la fiscal del Distrito Nacional. La esposa de Peralta fue enviada a prisión preventiva por tres meses ayer, para así proteger su seguridad según dijo el juez José Alejandro Vargas, que conoció su caso.

Las operaciones para detenerlo han llegado hasta comunidades como Villa Altagracia y Montecristi, donde se desplegaron efectivos militares para lograr su captura. No fue posible.

En la rueda de prensa en la que las autoridades nacionales revelaron el supuesto entramado de la red de Peralta, se indicó que se trataba del operativo antinarcóticos más grande en la historia del país.

Y sin embargo se escapó.

fuente: listin diario

Comenta con facebook