Abinader acudió al Este en busca de alentar economía

El presidente Luis Abina­der estuvo este fin de se­mana de visita por las provincias San Pedro de Macorís y La Altagracia, de la región Este, siendo los motivos principales de sus movimientos alentar a los sectores económicos para reactivar la economía en esa zona y, de paso, es­cuchar las demandas de sus pobladores.

El mandatario empe­zó la jornada con un ac­to para la construcción de tres nuevas naves indus­triales en la zona franca de la Sultana del Este, que le ayudaría a cumplir su me­ta de crear 600,000 nue­vos empleos.

Tras la caída de la in­dustria azucarera, la eco­nomía de San Pedro de Macorís ha recaído en el sistema de zonas francas, pero esta fue prácticamen­te paralizada por la pan­demia de Covid-19.

En el acto, donde estu­vo el ministro de Indus­tria, Comercio y Mipymes, Víctor -Ito- Bisonó, y el di­rector de Pro Industria, Ulises Rodríguez, el pre­sidente Abinader afirmó que llegó “el momento de invertir en el país”, y ga­rantizó que el impulso que tendrán las zonas francas durante su administración “no tendrá precedente”.

Las tres naves indus­triales que serán construi­das en el parque de zonas francas de San Pedro de Macorís contarán con una inversión de 92 millones de pesos, y tendrán tama­ño de 38 x 36 metros ca­da una.

El puerto
Abinader también visi­tó el puerto de San Pedro de Macorís, ubicado en la desembocadura del río Hi­guamo, con el objetivo de lograr su recuperación e impulsar el comercio ma­rítimo.

Este puerto, el más an­tiguo del país, construido en 1946, es propiedad del Estado y se encuentra ba­jo la administración de la Autoridad Portuaria Do­minicana.

Fue desarrollado para dar servicio a los ingenios azucareros durante el si­glo XIX, brindando mucho dinamismo económico durante los primeros de­cenios del siglo XX.

El presidente enco­mendó la creación de una comisión encabeza­da por director de la Au­toridad Portuaria, Jean

Luis Rodríguez, junto a ac­tores empresariales que conviven en este puerto y líderes políticos locales, para presentar un infor­me, en un período máxi­mo de seis semanas, que contenga una propuesta de viabilidad y factibilidad para evaluar la posibilidad de convertir el lugar en un puerto multipropósito.

El mandatario visitó otros lugares donde pro­metió obras, se reunió con varios sectores, escuchó a sus moradores y se refirió a temas nacionales, como la conformación de la nue­va Junta Central Electoral (JCE).

Sobre este último te­ma, el mandatario dijo que los miembros titulares de la JCE deben ser indepen­dientes, y estimó no creer en repartos. En San Pedro de Macorís, visitó al obispo de la provincia, Santiago Rodríguez, y luego hizo lo mismo con la comunidad evangélica.

Minutos más tarde, se trasladó al antiguo Inge­nio Porvenir donde prome­tió a los trabajadores cañe­ros que hará justicia y dará solución a la situación de abandono a la que han si­do sometidos por más de tres décadas, garantizando a esos obreros la entrega de sus pensiones.

Asimismo, se compro­metió a culminar la re­modelación del hospital Antonio Musa de esta de­marcación, del cual criti­có su estado deplorable, luego de una inversión de más de 1,300 millones de pesos, en los siete años que lleva el centro en recons­trucción.

Abinader agregó que ese centro de salud es re­gional, que recibe no solo a los pacientes de esta pro­vincia, sino también a los que residen en las zonas aledañas. Indicó que, por tanto, esta población me­rece un servicio de salud de calidad.

Consideró que esta situa­ción afecta a los pacientes, sobre todo, porque se han pagado 1,300 millones de pesos y no hay solución de ningún tipo para ese cen­tro asistencial público. Fue en ese lugar que recriminó a un médico y gremialista que le pidió una casa club, en vez de interceder por la mejora del hospital.

Luego de entregar dos vi­viendas readecuadas en el sector Los Guandules de San Pedro de Macorís, el presiden­te dijo que a través del Invi se van a reconstruir en esta pro­vincia dos mil viviendas de unas 30,000 que serán repa­radas a nivel nacional antes del mes de diciembre.

Su agenda incluyó una visita al local de los bombe­ros, donde prometió mejo­ras laborales y de estructura de su sede.

El mandatario además escuchó a los morado­res del sector El Muerto a quienes prometió solucio­nar sus problemas de agua potable, pavimentación de calles y acondicionamien­to de la playa. El recorri­do del presidente culminó en el centro cultural de es­ta provincia donde sostuvo un encuentro con los diri­gentes locales del Partido Revolucionario Moderno (PRM).

Desde la Sultana del Es­te, Abinader se ha trasla­dado hacia la provincia La Altagracia, donde este do­mingo tiene una extensa agenda.

Agenda en Punta Cana
Abinader encabezó ayer la inauguración de la plaza comercial Bávaro City Cen­ter, en cuya jornada habló el presidente de BCW Do­minicana, Fred Oscar Im­bert, quien se comprome­tió a desarrollar esta obra en favor de la sostenibili­dad de la comunidad.

También habló el empre­sario Frank Elías Rainieri, que dijo estar confiado en el país y aseguró que no ha disminuido el compromiso de invertir en medios pro­ductivos que contribuyan a generar empleos y nuevas oportunidades.

SEPA MÁS
Resto de agenda presidencial.

El Jefe de Estado tuvo un almuerzo en la residencia del empresario Rainieri. Al final de la tarde, Abinader fue el encargado de hacer la entrega ceremonial del premio al ganador de la tercera edición del Corales Puntacana Resort & Club Championship, del tour de la Asociación de Golfistas Profesionales de América (PGA, por sus siglas en inglés).

fuente: listin diario

Comenta con facebook