La eterna juventud de “All About Eve”

“All About Eve” (1950) de Joseph L. Mankiewicz cumple 70 años. Protagonizada por Bette Davis y Anne Baxter, recibió 14 nominaciones a los Óscar de las que obtuvo seis estatuillas gracias a la historia de una joven actriz que recurre a la seducción, la traición y la mentira para triunfar en Broadway.

La historia de la película se engendra cuando cae en manos de Mankiewicz el cuento “The Wisdom of Eve” de Mary Orr, quien fuera secretaria de la actriz Elisabeth Bergner, al que el director le imprime las suficientes dosis de ironía, agudeza y sarcasmo para atrapar al espectador, suministrándole pequeñas píldoras de información para que, solo en el metraje final, resuelva toda la trama.

La joven Eve (Anne Baxter), una actriz en ciernes con ansias de triunfar sobre las tablas, logra introducirse en un selecto grupo de actores de teatro y convertirse en la mejor amiga de la reconocida y veterana actriz Margo Channing (Bette Davis), toda una dama de la escena neoyorquina.

Su ambición y envidia terminan por transformarla hasta el punto de traicionar a sus compañeros en su ascensión hacia la fama y el éxito. Ella seduce, alaba, absorbe o encandila, pero también desprecia y embiste a todo aquel que entorpece su objetivo. Guionistas, directores, productores y sus propios colegas están en su punto de mira.

Únicamente un avispado y cínico crítico teatral, Addison DeWitt (George Sanders), intuye, primero, y descubre, después, lo que se esconde tras la amable apariencia de Eve.

La película, de cuyo estreno en Estados Unidos se cumplen este martes 70 años, resulta tan atractiva tanto por lo que muestra al espectador en la gran pantalla como por lo que esconde detrás de ella.

Prueba de esto último es que el conocido escritor cinematográfico americano Sam Staggs publicaba hace veinte años “Desnudando a Eva” (“All about Eve”, 2000) con el explícito subtítulo: “Todo lo que sucedió entre bastidores en la película más venenosa de todos los tiempos”.

Y lo que sucedió entre bambalinas, tal y como narra Staggs en su libro, y quedó al desnudo es, por ejemplo, el tórrido romance que desde los primeros días de rodaje vivieron Bette Davis y Gary Merrill –su novio en la película-, que, en palabras de otra de las protagonistas de la cinta, la actriz Celeste Holm, “desde que se enamoraron, a Bette no le importó si el resto de nosotros estábamos vivos o muertos”.

También quedó al desnudo la relación entre Bette Davis y Celeste Holm, que ni se miraban al salir del plató, o que la esposa de George Sanders, la también actriz Zsa Zsa Gabor, le prohibió hablar o mirar a Marilyn Monroe, que tenía un pequeño papel en la película como Miss Claudia, la amante de Addison DeWitt.

Una vez estrenada, la película fue un éxito de crítica, público y premios. Gustó a todos, desde los más recalcitrantes críticos de la época al espectador de a pie. “All About Eve” obtuvo el premio a la mejor película, director y actriz (Bette Davis) por el Círculo de Críticos de Nueva York y el mayor número de nominaciones a los Óscar de la historia, 14, solo igualadas hasta el momento por “Titanic” (1997) y “La La Land” (2016).

Es, además, la única película que ha logrado pleno de nominaciones a sus cuatro actrices, dos al papel principal (Davis y Anne Baxter) y otras tantas al secundario (Celeste Holm y Thelma Ritter). Ninguna lo obtuvo.

En total ganó seis estatuillas doradas, dos de ellas para Joseph L. Mankiewicz (director y guionista), que le consagraron como el mejor director del momento, ya que el año anterior había obtenido los mismos Óscar por “A Letter to Three Wives”.

En España la película se estrenó en 1951 no sin antes pasar el filtro de la censura. Un diálogo protagonizado por Margo (Davis) y Bill Samson (Gary Merrill) fue eliminado en la versión española porque en los censores presuponían en él una referencia al adulterio y a la homosexualidad al citar la relación entre el actor y el productor Darryl F. Zanuck.

“All About Eve”, que en 1990 fue elegida para su conservación en el Registro Nacional de Cine de Estados Unidos y está en puesto 16º en la lista de las 100 mejores películas estadounidenses elaborada por el American Film Institute, cumple 70 años pero sus diálogos y reflexiones siguen vigentes siete décadas después.

El guion que nos conduce por los caminos del misterio, el ingenio, la maquinación y la ambición sigue viviendo una eterna juventud.

fuente: efe

Comenta con facebook