¿Por qué viene Puig a jugar a Dominicana?

Aún sin la presencia de público en los estadios, tener a Yasiel Puig exhibiendo su talento en los diferentes escenarios representa un lujo para la Liga de Béisbol.

El nativo de Cienfuegos, Cuba arribó al país al mediodía de ayer para reforzar a los Toros del Este, equipo que con su presencia en la alineación busca a como de lugar mejorar notablemente el promedio colectivo de .203 (531-108), el peor de la Liga que poseen en sus primeros 18 partidos.

Tan pronto llegó por el Aeropuerto de las Américas, continuó hacia Santo Domingo, lugar donde comenzó los protocolos de rigor para poder participar en el torneo, le practicaron las pruebas del Covid-19 y luego se trasladó hacia la ciudad de la Romana.

Ya encontrándose en la ciudad del Este, firmó su contrato para jugar con los Toros y luego se trasladó a un lugar desconocido, que bien pudo ser el hotel en el que estaría hospedando durante su permanencia en el país.

Esto debido a que no puede realizar ningún tipo de trabajo en el estadio, ni tener acceso a otras áreas del mismo hasta que no tenga el visto bueno de que dio negativo a la prueba practicada.

Si este resultado resulta favorable, entonces la fanaticada dominicana estaría observando, aunque sea por televisión, a uno de los más notables jugadores importados que haya pisado el escenario dominicano en los últimos años.

“Yasiel viene listo para jugar, tiene muchos deseos de volver al terreno y eso se hará tan pronto recibamos los resultados de sus pruebas, que esperamos sea antes del juego del viernes para que pueda debutar,” aclaró Raymond Abréui.

Incluso, Puig, dotado de grandes habilidades en la mayoría de las facetas del juego, viene preparado para accionar en la defensa y su permanencia en el país tiene hasta ahora un tiempo ilimitado.

Listín Diario hizo esfuerzos para contactarlo, pero fue imposible hacerlo.

¿Pero qué busca Puig en el béisbol dominicano?. Un jugador que en sus siete campañas en Grandes Ligas ha devengado ya 52 millones de dólares en salarios.

Ahora mismo se encuentra sin trabajo en las Mayores y es conocido por todos que el pasatiempo dominicano representa “la mejor vitrina” para exhibir su talento. Aún es un pelotero viernesjoven, pues cuenta con solo 30 años.

La última vez que actuó en Grandes Ligas fue en el 2019 cuando dividió su tiempo de juego entre los Rojos de Cincinnati e Indios de Cleveland y de forma combinada bateó para .267 con 24 jonrones, 84 remolcadas y 19 robadas.

Este año había llegado a un acuerdo con los Bravos de Atlanta, pero poco tiempo después fue diagnosticado con el virus y este hecho provocó que el pacto se desvaneciera. Esto indica que se dejará observar ante los escuchas de las 30 franquicias, quienes tendrán los ojos bien centrados en su desempeño.

SEPA MÁS

Juega duro
Enigmático, extrovertido, en ocasiones desenfocado, Puig es de esos peloteros que juega fuerte al béisbol, pero sus problemas, más que constantes dentro y fuera del terreno lo tienen en la actualidad fuera del pasatiempo.

Sus primeras seis campañas las pasó con los Dodgers, equipo para el cual disparó 108 de sus 132 vuelacercas en la gran carpa, que incluye su mayor cantidad 28 en el 2017, pero el club se cansó de soportar sus frecuentes problemas.

 fuente: listin diario
Comenta con facebook