Nato, cancelado del Ejército en 2015 y siguió operando con “el Abusador”

Las autoridades han establecido que Natanael Castro, la supuesta mano derecha de César Emilio Peralta, perteneció al Ejército dominicano con el rango de sargento.

El Ministerio Público señala Castro fue cancelado de forma deshonrosa el 21 de octubre del año 2015, como consecuencia de una investigación interna que llevó a detectar sus “supuestos vínculos con la organización criminal liderada por César el Abusador”.

Sin embargo, a pesar de haberlo cancelado de forma deshonrosa por servirle a una organización de drogas, el hombre siguió en libertad operando dentro de la red del Abusador.

A Natanael Castro, conocido como “el Nato”, se le acusa de fungir como jefe de seguridad y canal de comunicación de Cesar Peralta con figuras del arte y el entretenimiento internacional, sobre todo con artistas urbanos.

El Ministerio Público señala que Castro Cordero supuestamente colaboraba, asistía, ayudaba, facilitaba y transportaba diversas modalidades con el objetivo de blanqueo de capitales para beneficio de César Peralta.

A Castro Cordero le fueron dictados tres meses de prisión preventiva al ser señalado de formar parte de la red que dirigía César Emilio Peralta (César el Abusador).

El juzgado de atención permanente del Distrito Nacional dispuso que el imputado cumpla la prisión preventiva en el penal de La Victoria, tras acoger un pedimento presentado en ese sentido por el Ministerio Público.

El abogado del imputado, Joaquín Pérez, calificó la decisión del tribunal de extremo, al señalar que su cliente que no tiene que ver con la acusación de lavado de activo y que recurrirá la decisión en los próximos días.

Las investigaciones del Ministerio Público indican que desde el 2013 Natanael Castro Cordero laboraba con César Emilio Peralta, para quien era jefe de seguridad y  un canal de comunicación del capo conocido también por apodos como El Gordo, Cacón, El Don y  El Hombre.

Natanael Castro Cordero fue apresado mientras se encontraba en un restaurante ubicado en la avenida Venezuela de Santo Domingo Este, luego de haber permanecido prófugo desde el 20 de agosto de 2019.

El 21 de agosto de 2019, un día después de los allanamientos a propiedades de César Emilio Peralta, Natanael Castro Cordero cerró una cuenta corriente que poseía en el Banco Popular.

Ocho días después de los allanamientos, Castro Cordero cerró otra cuenta en el banco Scotiabank, donde poseía 228,154 pesos dominicanos. “Se debe hacer la salvedad que dicha cuenta es en doble salvo con monedas extranjeras y que para el 2017- 2019, se verifican compras de divisas”, dice la Fiscalía de la capital dentro de su investigación.

Dentro de la cuenta bancaria, que estuvo abierta desde el 28 de mayo de 2017, “se verifica gran fluctuación de movimientos de dineros durante el periodo 2017 hasta 2019, en dicha cuenta se verifica el método utilizado para el lavado de activos como es el ‘pitufeo’, que consiste en ejecutar transacciones financieras en un patrón concreto calculado para evitar la creación de informes requeridos por la ley”, indica el documento.

Otra de las cuentas donde se registra el método de pitufeo era del  Banco Múltiple Caribe, donde Natanael Castro Cordero presentó dos productos bancarios siendo uno de ahorro donde poseía  604,553 pesos.

Las investigaciones señalan que Natanael Castro Cordero tenía registrada una cuenta de nómina en el Banreservas en la cual no estaba recibiendo salario, sin embargo recibía créditos por otros conceptos y por una incidencia detectada en Oficina de Control de Bienes Extranjeros (OFAC), por sus siglas en inglés.

Dentro de la referida red de narcotráfico, se le acusa de realizar negociaciones de ventas y de traslado de dinero, armas de fuego, drogas, vehículos y prendas de la organización criminal, todo según la petición de medida de coerción que le hizo la Fiscalía del Distrito Nacional, por la que le enviaron a prisión por tres meses.

César Emilio Peralta interactuaba telefónicamente con otras personas, que previamente eran contactadas por Castro Cordero y le pasaba el teléfono al capo para que conversaran, lo que evidencia que el imputado fungía como canal de comunicación, de acuerdo con el Ministerio Público.

En estas llamadas Nato se refería a César con los seudónimos “Don o Mi Don”, como una forma de encubrirlo en negociones para presentaciones en La Kuora, una discoteca ubicada en el sector de Villa Consuelo, que fue allanada el 20 de agosto de 2019 por la Dirección Nacional de Control de Drogas y el Ministerio Público.

fuente: listin diario

Comenta con facebook