Allanamiento en torres de Boca Chica fue una operación muy discreta

Algunos residentes de Bo­ca Chica aseguraron que el allanamiento realizado en 22 apartamentos de lujo por la Procuraduría ocurrió el viernes, y aun no salen del asombro por los movi­mientos realizados en las torres; mientras que otros no se habían enterado de lo ocurrido.

Este domingo el ambien­te era tranquilo en las torres Boca del Mar I y II, y se pudo observar a residentes de es­tas propiedades recrearse en la piscina del local.

“Nunca habíamos ob­servado algún movimien­to extraño o inusual antes y después de la redada”, co­incidieron miembros de la seguridad del lugar al res­ponder las preguntas de un equipo del Listín Diario.

El allanamiento fue rea­lizado por la Procuraduría Especializada Antilavado de Activos y Financiamien­to del Terrorismo, junto a la Unidad de Administración y Custodia de Bienes Incauta­dos de la Procuraduría Ge­neral de la República, tras una solicitud de las autori­dades canadienses.

La Procuraduría informó que los 22 apartamentos de lujo fueron adquiridos con dinero de la estafa millonaria tipo ponzi, que estafó a unas 600 personas en Canadá.

El Gobierno de Canadá identifica como el principal cabecilla de la red a Charles Paul Vincent Debono, quien es acusado de lavar dinero en República Dominicana a través de su pareja senti­mental y del entorno fami­liar de la mujer.

En el país se ubican den­tro del entramado de lava­do a los imputados Sol Es­peranza Acosta, Zoris Yiser Holguín Acosta y Tomma­so Tascone, quienes guar­dan un año de prisión pre­ventiva impuesta por un juzgado de la instrucción del Distrito Nacional el pasado 21 de septiembre, cuando además declaró el caso como complejo.

Compañías
El esquema de lavado de ac­tivos en la que el deportado Debono invertía el dinero, era creando y comprando compañías y transfiriéndo­las a nombre de los testafe­rros y otros miembros de la red.

De acuerdo con las au­toridades, el deportado ad­quirió junto a su pareja sen­timental y bajo la empresa de fachada “Beta 2006”, 25 apartamentos valorados en un millón setecientos veinticuatro mil doscien­tos sesenta y ocho dólares US$1,724,268. Posterior­mente, dentro de una de las modalidades de lavado, si­muló que pertenecían a los testaferros Zoris Yiser Holguín Acosta y Tommaso Tascone.

De esos 25 apartamentos, 22 fueron ocupados y pues­to bajo la custodia de la Uni­dad de Bienes Incautados de la Procuraduría General de la República.

fuente: listin diario

Comenta con facebook